26/04/2017 - 21:08h

Taxistas y conductores de empresas como Uber o Cabify protagonizaron este miércoles una nueva jornada de tensión en las principales ciudades españolas a cuenta del conflicto sectorial que mantienen desde hace años.

Los primeros llevaron a cabo paros de varias horas y una huelga de celo -con carreras gratis para los clientes- para protestar contra el aumento de las licencias de Vehículos de Alquiler con Conductor (VTC).

Éstos, por su parte, denunciaron ataques con ácido, huevos rellenos de pintura y piedras sobre sus coches en puntos como Madrid, Barcelona o Sevilla.